Lugares como el Puente del Duque con sus merenderos, barbacoas y piscinas naturales dando paso entre pinares al río Tormes. Fuente de La Carmencita, la más conocida en Gredos. Las chorreras, incomparable marco que origina a su paso el río Tormes caminando entre canchales de piedra granítica, pastizales y pinares. Y caminando hacia Navatormes, Fuente Tormella, lugar de nacimiento del mismo río.

El Puente de las Juntas, de camino a la plataforma es lugar recomendado para baños en aguas más templadas y tomar el sol al lado de la fuente natural que se encuentra en la ladera. Y llegando a la plataforma comienza el acceso a la Laguna Grande con su Charco Esmeralda, meta obligada para refrescarse en sus aguas cristalinas, descansar sobre las grandes y alisadas lanchas que la rodean, contemplar sin prisas el Circo de Gredos, o seguir escalando hacia las distintas cimas para disfrutar de las impresionantes vistas que ofrecen, siendo la más alta el Almanzor que con sus 2.592 metros es conocido como el pico más alto del Sistema Central.

Sin olvidarnos de la parte norte del pueblo de Hoyos del Espino, podemos caminar hacia el lugar conocido por Cuarenta Pinos, cima elevada desde donde se domina toda la sierra y pueblos circundantes, o acercarnos al Santuario Mariano de Nuestra Señora del Espino para beber agua fresca del chorro de su fuente y observar a sus pies el pueblo y todo el paisaje de Gredos, lugar especial para el silencio, la contemplación y meditación.

Disfrutar de la naturaleza, buscar rincones, descubrir plantas y animales, encontrar el silencio, compartir con familiares y amigos, es algo que tienes a tu alcance viniendo a Gredos y descansando en El Linar.